HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

 

Hasta aquí hemos llegado
tú sigues,  yo paso
sin odios ni rencores
solo quedan las frustraciones
lo que pudo haber sido y no fue
no reniego de todo
algo queda
más allá de nosotros mismos

por encima de nosotros mismos
algo inaccesible a lo que no pudimos llegar juntos
al menos lo intentamos
(es un consuelo)
los restos del naufragio
ya nada funciona
todo ha muerto
termina el sueño
empieza la pesadilla
(¿o es que nunca dejó de serlo?)
no es mi tren
si alguna vez lo fue
cambió de vía
(o quizá yo subí al tren equivocado)
ni siquiera vale la pena buscar culpables
más allá de nosotros mismos
más allá de tu intolerancia
más allá de mi rebeldía
me pides incondicionalidad
yo te doy reproches
ya nada nos une
es mucho lo que nos separa
ni siquiera siento odio
ni desprecio
solo un vacío muy grande
un andar sin saber a dónde
un presente sin futuro
un futuro que se torna pasado
un pasado aferrado al presente
un vivir sin vivir
que es peor que morir

sin haber vivido

hasta aquí hemos llegado
tus sigues
yo paso

José Antonio Tamargo (La Habana, 1994)